miércoles, 18 de abril de 2012

PASTÍS DE SANT JORDI







La costumbre de que el hombre regale una rosa a la mujer se remonta, problablemente, al siglo XV. Algunas versiones hacen coincidir esto con la Feria de las rosas que tenía lugar en Barcelona durante aquellos veranos. Lo que sí es cierto es que a las mujeres que el 23 de abril asistían a la misa oficiada en la capilla de Sant Jordi en el Palacio de la Generalidad de Cataluña se les regalaba una rosa. La rosa roja -que simboliza la pasión- debe ir acompañada de la señera -símbolo de Cataluña- y una espiga de trigo -símbolo de la fertilidad-.
El Día de Sant Jordi tiene un aspecto reinvindicativo de la cultura catalana y muchos balcones lucen la bandera autonómica.. En las últimas décadas se promueve también mucho la venta de libros con firmas de los autores y un descuento al precio de venta, ya que el 23 de abril es oficialmente el día del libro -por ser el día que murió William Shakespeare y fue enterrado Miguel de Cervantes, ambos en 1616. Cabe añadir que ninguno de los dos murió este día en el calendario gregoriano. En el caso de utilizar el calendario juliano solamente el inglés murió el 23 de abril de 1616, puesto que el escritor del Quijote murió unos días antes. La confusión es a causa de los diferentes calendarios que existían en España e Inglaterra en ese siglo-. Normalmente también se realizan actividades en las calles, que se añaden a la agenda cultural de la Ciudad Condal.